¿Crear una empresa en Estonia? Una LLC en USA ofrece muchas más ventajas

A menudo ocurre que algunos de nuestros “futuros clientes”, aquellos que ya tienen conocimiento de la posibilidad de crear empresas en el extranjero con las que llevar a cabo sus proyectos, emprender y facturar por sus negocios digitales, nos preguntan si no sería mejor crear una empresa en Estonia ya que es un país de la Unión Europea y está mas cerca.

Hay que reconocer que Estonia ha revolucionado el mundo de la burocracia estatal con la digitalización de casi todo su sistema y sobretodo con la creación de la e-residency que permite a cualquier persona ser residente digital en Estonia. Esto último provee al e-resident de la posibilidad de abrir una sociedad en Estonia que tiene enormes ventajas fiscales y cuyos beneficios, como ocurre con los beneficios obtenidos facturando con una LLC, se tiene que declarar en el país de residencia.

Como primer punto, conviene aclarar que ni Estonia ni Estados Unidos son paraísos fiscales ni la intención de crear una empresa en uno de estos países debe ser la de evadir impuestos.

 

¿LLC en USA o empresa en Estonia?

(la comparación que se muestra a continuación supone que la empresa sería creada por un ciudadano no residente en ninguno de los dos países, obviamente la e-residency no cuenta como residencia real) 

 

Tipo de empresa

Una empresa en Estonia tiene responsabilidad limitada. Esto quiere decir que en caso de que hubiese algún problema, la sociedad responde con su capital (su propio dinero) y no el de los socios. Lo mismo ocurre con una LLC en Estados Unidos, la LLC responde con su propio capital, pero aquí ya hay una diferencia importante. Una empresa en Estonia requiere un capital mínimo para formarla, ese capital puede no ser aportado inicialmente, pero hasta que no se aporte, no se tiene la protección de la responsabilidad limitada. Por el contrario, una LLC en USA no requiere de capital mínimo para otorgar esa protección.

En este apartado vamos a incluir también el anonimato. Si bien es cierto que no en todos los Estados de los USA se pueden crear LLC anónimas, hay tres Estados que te lo permiten, entre ellos, el estado de Nuevo México. En Estonia existe también la posibilidad pero ello supone asumir un capital social inicial demasiado elevado.

 

Impuesto de sociedades

En este punto, las sociedades de Estonia toman una ligera ventaja ya que, aunque una LLC en USA cuyo propietario es un no residente no paga impuesto de sociedades, hay muchos estados que te cobran una Fee anual o franquicias. Este importe es muy variable y tenemos Estados como el de California que hace pagar $800 anuales y estados como Nuevo México que no te hacen pagar nada, así que lo podemos dejar en un empate porque depende también del estado donde la LLC esté incorporada.

 

Cuota de empresario o de autónomo

En esta caso en ninguno de los dos países se exige pagar una cuota de autónomo, freelance o empresario, pero es una cosa un poco engañosa ya que en Estonia no hay una cuota de autónomo pero si que tendrás que pagar un impuesto social sobre el Board Member Salary (que suele ser el 30 o el 20% del salario que te asignes), aunque es verdad que te lo puedes ahorrar si ya contribuyes a un sistema de seguridad social europeo, por ejemplo si eres autónomo.

En cambio con una LLC en USA no se te exigirá un pago de este tipo. Es verdad que hay gente que se da de alta como freelance en su país para así contribuir a tener un seguro social o cobrar una pensión en el futuro, otros tantos optan por seguros de sanidad privados y fondos privados de pensiones. La cuestión de hacerse freelance o autónomo en el país de residencia puede resultar rara para algunos (los que piensan que la gran ventaja de una LLC en USA es ahorrarte pagar las cuotas de autónomo) pero la realidad es que es es una de sus ventajas menos beneficiosas si lo comparas con el anonimato, la responsabilidad limitada o el poder moverte donde quieras.

 

Gastos de empresa deducibles

Como hemos mencionado antes, ninguno de los dos países es un paraíso fiscal, aunque dicho esto es más probable que inspeccionen una empresa en Estonia que una LLC en USA cuyo propietario sea un no-residente ni ETBUS. Esto quiere decir que las cuentas tienen que estar claras, así como los gastos deducibles.

No todos los gastos se pueden deducir pero si que es verdad que la normativa estadounidense permite más deducciones que Estonia y sobretodo sin tantas complicaciones. Por ejemplo, con una empresa en Estonia los gastos de viaje se pueden deducir, pero hay un máximo diario que se llama Daily Allowance y que tiene un máximo de días. El problema de esto es si te tienes que ir a un país cuyos costes son más elevados, no podrás deducir todos los gastos, sin embargo si que lo podrás hacer con una LLC en USA.

 

Reparto de beneficios

Tienes que saber que los beneficios obtenidos con una empresa en el extranjero los tienes que declarar en tu país de residencia, esta es la única forma de que puedas tener una sociedad de manera legal en el extranjero, en caso contrario podrías tener problemas con tu país.

Dicho esto, en el reparto de beneficios también hay diferencias que decantan la balanza a favor de las LLC en USA y es que el dinero que pasa desde la LLC a su propietario (mientras su propietario no sea residente en los USA), esta libre de impuestos en EEUU, solo tendrá que pagar, como hemos dicho antes, los impuestos que genere ese beneficio en su país de residencia. En Estonia, aparte de tener que tributar en su país de residencia, el propietario tendrá que hacer frente a un impuesto del 14% cada vez que transfiere fondos de la empresa a su cuenta personal.

 

En resumen, una LLC en USA tiene que pagar muchos menos impuestos en el país de origen que la empresa en Estonia, así que en definitiva se trata de una mejor opción para hacer negocios. Si quieres formar tu LLC en USA puedes contratar nuestros servicios y así solo tendrás que preocuparte de facturar. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *